jueves, 12 de abril de 2012



Pre- ICAN

El otro día leí estos datos sobre la evolución de las licencias federativas:


Año 
2000- 4.000 licencias.
2004- 7.000 licencias.
2008- 12.000 licencias.
2011- 18.000 licencias.

Nuestro deporte crece y se hace cada vez menos extraños a la gente. Cada vez somos menos bichos raros.

Pero los triatletas siempre tendremos nuestras cosas.

Por ejemplo, siempre estaremos dando la brasa a alguien cercano, hablando sobre nuestra próxima prueba.
La elegida para buscar el Puerto de Ojén
Consultaremos con frecuencia las previsiones meteorológicas de cualquier rincón donde nuestro deporte nos reúna incluso con semanas de anticipación a la prueba.
Mimaremos los detalles, pensaremos en mil alternativas, estudiaremos recorridos, y perfiles, altitud, distancias.

Cuando en realidad da todo un poco igual, porque nos enfrentaremos con La Prueba y afrontaremos sus dificultades, como vengan, y cuantas sean. Tirando de sensaciones, y experiencia quien la tenga.

Al final poco importará que sople Levante, poniente, que haga frío o calor, que llueva o no, que las olas sean grandes o esté el mar plano.
Nos enfrentaremos con la misma decisión a lo que haya.

Pero a pesar de ello, no lo podemos evitar. Vivimos con auténtica ansiedad la cercanía de la cita. 
Nada menos que 35 Camaleones marchan a Marbella.
Aunque haya otras pruebas, aunque disfrutemos mas de los entrenamientos que de la competición. Aunque este no sea mas que un pasatiempo, una forma de vida, pero nunca el centro de ella. 
Lo cierto es que la prueba para la que hemos entrenado todos los días durante meses, va a ser un poco la medida de nuestro trabajo, de nuestros esfuerzos, y el momento de compartirlo con otros.

Así se explica un poco que tanto yo como el resto de compañeros del Club Camaleón estemos esperando con impaciencia la llegada del domingo.
Para mi no es el primer ½ Ironman, para otros es uno a añadir a una larga lista, y para muchos de los que van es la primera vez.
Pero todos los novatos y los experimentados estamos ansiosos.

Por fin el ICAN Marbella ha llegado, y nada menos que 35 camaleones iremos para allá a poner a prueba nuestro entrenamiento, nuestros límites en competencia con el resto de participantes.

Si todo va bien, volveremos con el orgullo de ser finisher.



6 comentarios:

davidiego dijo...

Aupa Camaleón! Vuélvete del color del finisher satisfecho de darlo todo.

Alberto Jorge dijo...

a por tu pegatina de Finisher para el coche, eh?
ánimo, y de nuevo mi admiración!!!

RAFAEL Mª CONEJO DIAZ dijo...

Buena elección, lo de acoplarse 10 km parriba como que no. Animo que dentro de nada tenemos otra muesca en nuestra vida.

Xocas dijo...

¡Suerte y fuerza! Pasadlo fenomenal, aunque sea sufriendo un rato.

stani dijo...

Acho!!!, cuenta, cuenta.... y el sábado en Elche te echaré de menos cuando estemos colocando las bicis y te grite desde la otra punta.. ACHO, JESÚS!!!!

Jesús dijo...

Muchas gracias Davidiego y Alberto.

Rafa, es que pensándolo con calma, con lo mal que subo yo habría sido un suicidio llevar la otra bici.

Muchas Gracias por los ánimos.

Stani, la verdad es que echaré también de menos el encuentro anual en Elche. Mucha suerte!