martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz Año 2014

Ya solo quedan algunas horas de este 2013, y antes de irme a hacer los preparativos del Fin de Año
desearos a todos un buen Año 2014, que nos sigamos viendo, y/o leyendo en este nuevo año.


Puesta al día en imágenes del mes de diciembre. No escribo porque estoy cansado que no he parado ;)


Un privilegio.

25 DICIEMBRE: Feliz Navidad

26 DICIEMBRE: Siguieron la Estrella de Belén montados en ...

28 DICIEMBRE DE 9:00 a 13:00  
53 KM bici + 4 carrera +ejercicios y risas con los compañeros del CT Camaleon

28 DICIEMBRE DE 14:30 a 2:00
comida y copas de Navidad con los amigos

29 DICIEMBRE de 9,00 a 18,00
Excursión por Bolonia mas buenos ratos con amigos

31 DE DICIEMBRE 12:00
Último baño del año
FELIZ AÑO NUEVO




jueves, 19 de diciembre de 2013

Inicio de temporada acercándose: tiempo de entrenar y escribir.


Se rompió. Habrá que ir a por otro.
Antes de terminar el año vuelvo por aquí a contar algunas de mis cosas.

A ver:
Cosas de triatleta. Sigo entrenando con regularidad. Y me siento tan bien que miedo da decirlo.
A estas alturas sigo sin inscripciones, por mas que se empeñen los organizadores en que nos inscribamos siglos antes a las pruebas. Tan solo una Media Maratón el mes que viene. Mi primer dorsal del 2014.

Y no es por falta de ganas. Es que ya habrá tiempo de comprometerse. De momento mi compromiso es con el entrenamiento de cada día.

En mi horizonte, claro está, ya hay algunas pruebas que me gustarían. Algún Media distancia en Sevilla sobre mayo, y desde luego acudir a mi cita con el Titán, aunque sea solo porque me den otro gorro tan chulo como el que me acabo de cargar :(


Cosas de triatleta bloguero. He empezado la colaboración con la publicación Diario de un Campista, en la que aportaré junto a un equipo de deportistas y bloggers, mi punto de vista a esto del Triatlón, y el deporte.
A nuestro vicio- afición.
De momento me he estrenado con un comentario acerca del Programa "España Compite, en la empresa como en el deporte", que se ha anunciado a bombo y platillo este lunes 17, como el esperado mecenazgo desde las empresas  a nuestros deportistas, y que aunque se ha publicitado como una realidad en marcha,  mucho me temo que si el impulso no se prolonga con mucho trabajo, esto no quedará mas que en un poco de humo para vender.
De momento los PGE del 2014 tan solo recogen tres eventos deportivos a los cuales las empresas pueden dirigir su apoyo económico, y beneficiarse fiscalmente de acuerdo a la Ley. Leer más en Diario de un Campista.

Os invito a que lo leáis, y visitéis la web con muchos posts, bastante prácticos e interesantes, sobre los temas mas variados para los que practicamos triatlón y deporte en general.

Por supuesto las Batallitas del triatlón seguirán aquí para quien las quiera leer ( que una cosa no quita la otra).



martes, 10 de diciembre de 2013

Una de Montaña


El puente me ha dado la posibilidad de hacer un regate al triatón, que por variado que sea, solo ofrece tres caras, y está bien hacer de vez en cuando otras cosas.
Así que con un grupo de amigos hemos estado por la Sierra de Cádiz. Si, esa que conozco bastante (no diré mucho) de entrenar y participar en el Titán Sierra de Cádiz, pero que en realidad conozco solo de arcén para adentro de la carretera.
De arcén para afuera, esas bonitas montañas y bosques reconozco que para mi son desconocidas.

Las proximidades de Grazalema ofrecen una cantidad de pueblos preciosos, rutas de todo tipo y  actividades para todos los gustos.
Tuvimos la suerte de ver bastantes
Cuando llega alguien como Fabricio, y te ayuda a conocer algo que está tan cerca de donde vives (una hora), se siente un poco de vergüenza, de que sea visitado y conocido, sobre todo, por gente que viene de lugares mas lejanos o de otros países, para disfrutar de esos paisajes, pasar un fin de semana en una preciosa casa de esos pintorescos pueblos, o como en nuestro caso, hacer una ruta por un lugar idílico, en la que no dejamos de sorprendernos de los bellos rincones, y alternativas que ofrecía el paisaje en muy poco espacio. 
Pasando en pocos minutos de marcha de bosques de una clase a otra, de senderos a roquedos y cuevas, y todo el tiempo con la cámara de fotos a mano para no dejar de fotografiar, cabras montesas, y  buitres.

Un gran día, en el que la ruta que elegimos resultó lo bastante exigente, para que no me arrepintiera de no haber entrenado ese día, y que desde luego no cambio por ninguna sesión de gimnasio, y seguro que fue mas eficaz que mil ejercicios de priocepción que hubiera hecho (y que están ahora tan de moda). Al final fueron mas de 4 horas subiendo y bajando una montaña.

He dicho calzado adecuado no lo que yo llevaba
En fin, una visita a la Sierra de Cádiz, totalmente recomendable, eso si: no olvidar ir con un calzado adecuado, comida y agua, ropa de abrigo, algo impermeable, y el teléfono bien cargado.
Y si además se tiene la suerte de contar con un profesional de las actividades turísticas y de ocio en Andalucía, como Fabricio Llanza, la experiencia resultará con seguridad inolvidable.
Por mi parte queda fichado como profesional de actividades turísiticas y del Golf  en toda Andalucía.

Si el Golf. Os recuerdo que huí del Golf, por miedo a perderme, pero quien sabe......






Por cierto una consejo- perogrullada respecto al teléfono: yo lo apagaría mientras no se use para evitar que buscando red todo el tiempo en zonas sin cobertura se agote la batería...... y de paso se descubre que se puede vivir sin mirar el email, el wasap el feisbu, y el twiter, cada 5 minutos.






jueves, 14 de noviembre de 2013

Conversaciones con un Pavo


He salido temprano a completar mi rutina de entrenamiento. 
A los pocos minutos amanecía, y el día empezaba a ofrecer misteriosos indicios  de lo que acabaría por ocurrir.

Iba corriendo, Camino del Parque de Mª Luisa, corriendo paralelo junto al Carril Bici magnífico que tenemos en la ciudad. No en vano, el mejor carril bici de España.

Al poco de empezar a correr, por poniente, el cielo empezó  a tornarse rosado, anticipando el amanecer... Un momento ¿Poniente?. 
En efecto el Puente del Quinto Centenario se recortaba sobre un cielo violáceo como si acabara de ponerse el sol, o mas bien como si fuera a amanecer por el Oeste en lugar de asomar el sol por Levante como haría  cualquier día normal.

Me tranquiliza ver que al Este también comienza a clarear por lo que debe ser solo uno de los bonitos efectos que ofrece el cielo de noviembre, o en el peor de los casos un doble amanecer.

El caso es que continuo corriendo camino del Parque, disfrutando del aire fresco de la mañana, adelantado continuamente por gente en bici, caminos de sus trabajos, de sus clases en la Universidad, deportistas... de todo hay.
Una de las cosas que tienen estas mañanas mas frescas de noviembre es que el frío parece afinar el sentido  del olfato, y es como si los olores se quedaran flotando en el aire mas tiempo.
Se puede oler fácilmente la colonia o el perfume que alguien dejó en su camino incluso varios minutos después. Son olores que quedan marcados en el camino como huellas en la arena de la playa y que no van a desaparecer hasta unos minutos después.

Sin embargo, como anecdótica consecuencia del éxito del carril bici y su uso masivo por los sevillanos está el hecho de que, quizás por miedo a sudar durante su pedaleo y apestar a sudor durante el resto del día, los usuarios de la bici se inundan en todo tipo de fragancias.
Yo corro desde hace años por la Avenida de la Palmera, y puedo asegurar, que las fragancias utilizadas ahora son mucho mas intensas, se han administrado en dosis mucho mas generosas, y se emplean cada vez mas potentes perfumes en sustitución de las colonias.

Podrá entenderse que al finalizar mi calentamiento, y dado el enorme tráfico de ciclistas perfumados, cuando entré en el parque sentía un intenso mareo, un extraño vacío en el estómago, y se me ofrecía una visión calidescópica sembrada de luces del camino del Parque.
No obstante como voy corto de tiempo, sigo con mi rutina y empiezo el primero de mis cambios de ritmo. La sensación es extraña pero gratificante. Me siento veloz y ligero. Juraría que mis pies solo rozan el suelo, y que corro a una velocidad imposible. 

¿Será efecto del colocón de aromas que llevo? Sin tiempo de responderme a punto estoy de atropellar a mi gran velocidad a dos Pavos Reales que están en el camino.

Ya está. Veo visiones. O quizás signifique algo. He tenido por fin la aparición de mi animal totémico, el que ha de inspirarme en los momentos mas trascendentes. Supongo que es una suerte de señal. Habría preferido un tigre, un aguila, o un lobo. Pero me ha tocado un Pavo. ¡Vaya por Dios!

Que tipo de espíritu insuflará a la hora de competir tener semejante Totem. Que inteligencia alumbrará mis decisiones mas importantes. Solo alcanzo a imaginarme preparando los boxes de los triatlones escuchando en mi Mp3 a Jose Luis Rodríguez "El Puma"   ... Pavo Real Uuhhh Pavo real Uuhh .... 

Yo que me he detenido en seco para no atropellarlos, cierro por fin la boca, justo  cuando uno de los dos animales levanta la cabeza, y me dice: 

- Ola Ke Ase. 
Imaginaros como me quedo. La boca se me vuelve a abrir. ¿Qué me pasa? Veo luces, amaneceres dobles, 2 pavos reales, y uno me está hablando.

No obstante, como me pierden las formas, no voy a ser grosero, ni siquiera con un pavo.

- Yo estoy entrenando.....Y ¿Tu? ... Pero. Estoo.... ¿Qué haces aquí? ¿Eres real??

- Si bueno soy Real, pero te permito, es mas te agradeceré que me trates solo como Pavo sin mas. Porque estamos en un parque público, y últimamente la realeza y ese tipo de tratamientos están un poco de capa caída. Hasta mal visto. La Casa Real no está de moda por lo que se ve.

Yo sigo sin tenerlas todas conmigo, pero alucinación o no, me niego a seguir hablando con un Pavo.
Pero no tengo alternativa. El pavo trota al lado mía y continúa:

- A qué viene tanto asombro. Le noto sorprendido. Sepa usted que en este Parque siempre ha habido Pavos. Me acuerdo en la exposición Iberoaméricana  de 1929 cuando ......

Adiós ¡Un pavo plasta!.  Yo ni Mu, a ver si se aburre.

Como no le sigo el rollo, Me dice :
- ¿Que vas a hacer?

- Hoy tengo unos 10 km con 10 cambios de ritmo de un minuto.- Por cierto que el bicho me ha aguantado el primer cambio de ritmo sin dejar de hablar.

- Llevas las rodillas bajas, taloneas demasiado. Deberías alargar la zancada, inclinar algo el cuerpo hacia delante, y tratar de pisar con el antepié.


Me siento un poco herido en mi amor propio de triatleta experimentado, y le contesto:

- Cuando se ha visto que un pavo de referencias de como se debe o no se debe correr.

- Perdona, tendrías mucho que aprender si me escucharas. Has oído hablar de Wang Junxia. Gran atleta que siguiendo el entrenamiento del chino Ma Juren, consiguió ser realmente veloz. ¿De donde crees que sacó Ma Juren sus principios de entrenamiento?
Yo hablé con él. Le dije: "Tus chicas deben mover los brazos como avestruces" le aconsejé.
Y ahí están los resultados.

- Lo siento, pero no he oído hablar de eso. No será tan famoso.

- Eso fue porque dejó de seguir mis consejos, y se empeñó en excentricidades, cosas raras, como dar de beber a sus atletas sangre de tortuga.

- Ya claro- le dije- beber esa sangre tiene que hacerle a uno lento. Se tenía que haber limitado a escuchar las lecciones de un pavo que se cree avestruz.

Puso cara de acusar el golpe. O eso creo, no se que cara pone un pavo cuando se ofende, pero uno de los párpados se le cerró un poco.

Vale. Quizás me pasé. Pero aun no había desayunado y estaba siendo una mañana muy rara.
No se lo tomó demasiado bien. Alzó el pico, y me miró con desdén (creo), y desapareció detrás de un seto sin decir una palabra.

Yo continué con mis cambios de ritmo, pensando en todo esto. Hasta la fecha no lo he visto mas, a pesar de haberme intoxicado con colonia a menudo en mi camino al Parque.
Debo admitir que desde ese día traté de levantar un poco mas las rodillas, y echar algo el cuerpo adelante.

No se si volveré a ver al Pavo. Hace ya unos días de aquello y me gustaría que comentara mis progresos.

viernes, 18 de octubre de 2013

Y por fin: Descanso



El momento de olvidarse de entrenamientos y competiciones.

Poner la mente en off y "resetear" el cuerpo.

La paradoja es que después de un Ironman, se suele encontrar uno en un momento tan bueno de forma que cuesta parar. Pero es necesario.
No hay nada que pueda dar fruto de modo intensivo si no se dedica al menos un tiempo a regenerar la tierra, a dejar que esta recupere sus propiedades.

Dejando a un lado las metáforas agrícolas, la verdad es que aunque no duela "el daño está ahí", y si se persiste en el esfuerzo, se hará oir.

La mayoría de las opiniones hablan de unos 21 días,  con una primera semana de descanso total, y una progresiva vuelta a la actividad física muy suave en las dos semanas siguientes.
Aunque no duela nada, el cuerpo ha soportado un fuerte castigo, y dentro hay "fibras rotas" y articulaciones maltratadas, que tienen que recuperarse.

Porque en  definitiva a lo que yo aspiro es a seguir pasándolo bien haciendo deporte , con la mejor salud posible.

En ese sentido este año ha sido perfecto.
Sin lesiones sin molestias. Ojalá pudiera ser siempre así.

Si repaso el año:
Media Maratón de la Cartuja
Duatlón olímpico de Sevilla
Medio IRONMAN Trisur
Triatlón Olímpico de Sevilla.
Triatlón Sprint de Isla Canela
+
- Mes loco-
Medio IRONMAN Titán Sierra de Cádiz
IRONMAN Iberman

Ha habido de todo, y sobre todo lo bien que me lo he pasado entrenando.

Ha sido un gran año, seguramente con mi mejor forma física mucha culpa de lo cual la tiene  Jose Antonio López Romero , que ha tenido que prepararme para los objetivos y lidiar al mismo tiempo con la locura de mi agenda. Me he divertido, he sido regular y todo eso se ha notado.

El año que viene habrá mas.
No se qué. No es el momento de pensarlo, a parte de que cualquiera sabe el año que viene cuales serán mis circunstancias.
Aunque, ya se sabe, la cabra tira al monte..... y por aquí ire contando de la cabra, de la de ruta, y lo que vaya viniendo.


   ---     Sobre el Iberman  -----

Poco a poco van llegando imágenes del Iberman. El tiempo borra el sufrimiento y lo malo, y solo queda lo bueno. Por eso quise escribir la crónica lo antes posible y ser fiel a lo que pasó y no contar una historia sobre lo fácil y maravilloso que es hacer un Ironman.

Ayer salió un avance del Video del Iberman, y es de una calidad tremenda. Espectacular.
Recomiendo a toda pantalla para disfrutar del HD, y  con auriculares. 
Y además han sido tan majetes de sacarme en dos momentos del Video. Y en dos momentos de disfrute, que ya era difícil.



lunes, 7 de octubre de 2013

IRONMAN IBERMAN LA LUZ




La verdad es que no imaginé de ninguna manera la prueba así. Me sorprendió

Una de las cosas que me sorprendió fue la excelente organización, que demuestra como con trabajo y cariño, se pueden suplir la falta de experiencia y organizar un señor Ironman con circuitos a 1 vuelta, y controlando cada avituallamiento y cada km, con policía, Guardia Civil, la Policía portuguesa súper implicada, voluntarios a cientos, y qué se yo. UN despliegue impresionante.

El iberman arrancó a las 8,00, al amanecer. Es un momento realmente bonito ver a esa legión de 700 atletas correr al agua entre las primeras luces.
Disfruté de la natación bastante. Menos en la primera vuelta, con esas aglomeraciones que dan miedo, pero mejor conforme se fue estirando la masa de triatletas en una larga cola.
Una vez se giraba en la primera boya y se nadaba hacia la segunda, paralelo a la playa, el sol que estaba saliendo te daba en la cara, por lo que casi todos cegados. Y nadábamos instintivamente hacia el sol.
El resultado fue que acabamos bastantes metros a la derecha de la boya y tuvimos que rectificar.
Lo curioso es que en la segunda vuelta, la gente volvió a nadar hacia el sol (que no aprenden).
Yo rectifiqué hacia la izquierda y nadé dejando ligeramente a la derecha el sol. No tuve que sacar el sextante ni nada. Es sentido común.
Es en los últimos 800 donde realmente empiezo a disfrutar de la natación, y dar brazadas mas fuertes.

Salgo del agua con buenas sensaciones, y hago una larga transición, cambiándome completamente de ropa en la carpa.
Al salir con la bici, me pasa Rafa Conejo, que me aconseja paciencia. 

Salgo con la bici. La ida hasta Pomarao es ligeramente cuesta arriba, y con viento en contra del Norte. UN terreno pensado para la cabra. Al final vine con la bici de triatlón. La prueba transcurre con normalidad hasta que entramos en la parte portuguesa, sobre el km 80 las cuestas se endurecen, una larga subida, nos recibe en la entrada a Portugal. Además desde ese punto el asfalto se estropea mucho durante unos 20 km que se hacen eternos. La verdad es que la distancia entre avituallamientos  se me hacen largos: solo llevo un bidón y cada vez que llego a uno, relleno , y a parte bebo, y me llevo algún botellín extra en el maillot. Aun así me quedo seco  antes de llagar a alguno de ellos.

Nunca me he sentido tan incómodo en la cabra como en los 80 kms que vinieron después. Era una sucesión constante de cuestas y mas cuestas de entre 200 y 1000 metros y 4-8% de desnivel.
La bici de triatlón está pensada para sentirse cómodo acoplado. NO para ponerse de pie a pedalear (casi imposible), ni para pedalear incorporado. Una tortura para cualquier culo.

Los paisajes en los últimos kms , junto al río Guadiana, son preciosos, pero reconozco que no estaba anímicamente como para disfrutarlos. Quiero soltar ya la bici.

Voy muy cansado con un grupo que adelanto/me adelantan, durante mas de 50 Kms…. Recuerdo a uno de Granada, 2 del triatlón Mijas, uno con bici blanca y varios mas. Se convierte en rutina esa montaña rusa de carretera, en la que me adelantan en las cuestas arriba, y yo les adelanto acoplado en las cuestas abajo.

Me voy quedando vacío, sin energía.
Sobre el km 130 cuando voy acoplado se me posa un bicho en el brazo. Y no me siento ni con fuerzas ni ganas para incorporarme del acople y apartarlo de un manotazo. Ahí sobre el brazo, a pocos centímetros de mi nariz…..Simplemente le pego un soplido. Luego otro. Y otro. Como soplando las velas del cumpleaños que será pronto.
Finalmente desisto, el bicho se viene conmigo, y me hace compañía unos 40 kms en mi brazo. De verdad. Sin moverse. Pienso deprimido la ironía de que si he dejado vencer mi voluntad por un insecto cómo voy a hacer para vencer en un Ironman.

En estos kms los que vienen conmigo, me hacen preguntas por los tiempos de corte.
Sinceramente yo ni los miré. La organización dijo que eran "sobrados", y yo simplemente lo creí.

Cuando llegué a la T2 en Villareal de Santo Antonio, comprendí que no. LLegué con apenas 20 minutos de ventaja sobre el corte. Los pies me estaban matando de hacer fuerza sobre las calas de los pedales.
Tardé aun mas en esta transición. Me cambié completamente y me puse el mono de triatlón.
Bebí, y salí primero andando y después a trotar.

No me encontraba mal, e hice hasta el km 11 sin andar salvo alguna cuesta… incluso me hice la ilusión de acabar por fin corriendo una prueba sin problemas de estómago. Pensé esta vez si. Esta es la buena.

Pero finalmente aparecieron. Y desde entonces Imposible comer nada, y el agua apenas entraba en pocas cantidades y a la fuerza.. pero mas o menos iba tirando.
Sobre ese km 11 me adelanta Javier Lissen, que va  aun ritmo tan alegre como su moral. Se le ve contento de estar por fin disfrutando de su segmento favorito.

Cuando entramos en la vía verde es cuando definitivamente, no comer ni beber me pasa factura, sobre el km 14 decido andar.

El plan es sencillo: andando el estómago acabará por arreglarse, aunque pase una hora. Luego tomo algo me recompongo y hago los últimos 10 kms corriendo.
No pasa nada que se le va a hacer.

En eso que paso junto a uno que va andando vacío, y me dice algo que yo no sabía. En el km 29 hay un punto de control al que llegar  antes de las 21,00 para que no nos corten y dejen fuera de la clasificación. 
Me dice ofuscado "Que le den por culo! Al dorsal y  a la clasificación. Poner ese corte no tiene sentido, y luego dejar abierta la meta hasta la 1,00 de la mañana. ¡Anda hombre!!"
Hacemos cuentas 14 kms hasta el corte, y queda 1h 30. Se que es imposible en mi estado, pero lo voy a intentar. No voy a dejar que me corten ahora. Lo tengo que intentar.

Me pego en consecuencia un calentón importante de 16 kms corriendo no se como, porque iba vacío. Sin poder beber, sin poder desalojar lo que me hinchaba el estómago….

Así pasan los kms llego al último avituallamiento antes del punto de control del corte. Pregunto la distancia. 2,5 kms aun y no quedan ni 10 minutos…. es imposible. Derrotado , exhausto por el esfuerzo.
Sin embargo los voluntarios nos informan de que la organización ha ampliado 15 minutos, para compensar el retraso de la salida.
¡15 minutos! Aun podemos hacerlo. Los que estamos allí arrancamos a correr, y la verdad es que llegué al punto de control "groggy". ¡¡Pero dentro de tiempo!! Ahora podía caminar los últimos 12 kms. Tardara lo que tardara.

Ese "calentón"de 16 kms me pasa factura, y en el bosquecillo de pinos que vino después pasé unos momentos horribles. Ya con el frontal encendido, hace tiempo que era de noche, me arrastraba vacío de árbol a árbol. Tardé una eternidad en salir de alli. Unos voluntarios salieron a mi encuentro, y les dije que me retiraba en el avituallamiento siguiente. Me sentía muy mal.

Estaba en esas explicaciones cuando por fin….. consigo liberarme del contenido de mi estómago. No entro en detalles.

Uno de los voluntarios me pregunta si he venido acompañado a este triatlón por una mujer. Que hay alguien esperándome a la salida de ese oscuro bosque de pinos en el que estoy literalmente tirado en el suelo.
Tiene que ser María. Seguro. Me levanto y me pongo a andar de nuevo.

Cuando al salir del Bosque efectivamente me encuentro con María, empiezo a encontrarme mejor.
Podría edulcorar esta crónica hablando de bosques tenebrosos embrujados, y de la princesa que al final de la odisea del desdichado caballero  dio fuerzas a su corazón para llegar hasta el final. 
Podría, pero lo dejaremos aquí.

Caminamos juntos el trecho hasta la zona de Meta.  Solo queda un paseito por la playa, me decía, y yo pensaba "Si, si un paseito ¡Los cojones! 10 kms por arena de playa, ¡Que final! 10 kms por arena de playa, ¡Que final!"

Yo no puedo correr, pero pienso que quedando solo 10 kms con lo que he hecho, es ya solo cuestión de paciencia.
Lo intento, pero no puedo correr. Tengo que andar y andar, todo el paseo marítimo hasta el tramo de playa. Me adelanta gente sin parar. Supongo que habrán sido cortados en el km 29, pues iban detrás mía en el punto de control.
El tramo de playa se me hace muy duro, por la arena  hundiéndome…. ni siquiera estando fresco, se puede correr por ahí.
El en último avituallamiento de la playa, un voluntario me anima mucho, me da una coca cola a la que el mismo se ocupa  de quitarle gas cambiándola de vasito. Que gente mas generosa y atenta asistieron todo el recorrido del Iberman.
MI estómago empieza a estar mejor, y la coca cola me empieza a reconstituir poco a poco… cuando salgo por fin de la playa, me alcanzan varias bicicletas que van con un triatleta que corre.
Yo hacía mucho que estaba convencido de que era el último.
Pero no. Parece que no. Me animo a correr con él.
El cuerpo empieza a funcionar de nuevo. Por la coca cola, por el agua que ahora si empieza a entrar….
Un pequeño trote, que acaba convirtiéndose en un correr continuo, durante los últimos kms del paseo marítimo… Mi compañero decide no sufrir mas. Le animo a que se venga conmigo, pero me dice que en realidad estará encantado de entrar en Meta con los amigos de las bicicletas, y lo entiendo… porque en el rato que estuve con ellos, me animaron, charlamos, y me parecieron una gente estupenda.

Ya llego. Oigo al spiker, veo a María esperándome, haciendo los últimos metros conmigo. Cruzo la meta convencido de haber soportado mas dureza que en ninguna otra prueba que haya hecho.
Nunca en una prueba había tenido tantas dudas y en tantas ocasiones, de si llegaría a cruzar la Meta.
Pero lo había hecho.Y aun no se como. Soy Ironman. Mi tercer IRONMAN.

De aquellos 700 de la playa solo llegamos 520.

Me acordé de un espontáneo que en mitad de la vía verde, que me gritaba casi enloquecido, como un predicador  que le hubiera vuelto loco el sol del desierto. Me gritaba sin parar mientras corría a mi lado:

…. Vamos! Puedes hacerlo! No lo dudes ni un momento. Ni por un momento. NO LO DUDES. Está dentro de tí. Mira dentro de ti. Puedes hacerlo…. Gritaba y gritaba hasta que dejé de oirlo a lo lejos.

Reconozco que en aquel momento pasándolo mal pensé ¡Vaya pirado! Pero al final resultó que tenía razón. Que solo decía la verdad. 




PD: Aun no está claro, pero parece que no se llegó a aplicar el "fuera de control" del km 29 con lo que ese "calentón" de 16 kms que me pegué y me reventó, fue a todas luces inútil y una insensatez,  porque todos los que pasaron detrás mía aparecieron felizmente en la clasificación al final.






martes, 1 de octubre de 2013

Lo que viene

Dos semanas
14 días después a modo de digestión del Titán Sierra de Cádiz .
Una digestión comiendo entre horas algo mas de 12 km nadados, 211 pedaleados y 52 kms corridos después. Para mantener la forma.

Estoy en vísperas de buscar la meta del Ironman Iberman el próximo sábado 5 de octubre.
3.8 km nadando en la playa de Islantilla
180 km de bici repartidos entre España y Portugal .
42 km corriendo desde Villareal de Santo Antonio (Portugal), para volver al punto de partida y cruzar la Meta.
Total 226 kms de ese disfrutar/sufrir

21 días después una nueva Meta
Tres semanas después: el último reto deportivo del 2013.
 Y me muero de ganas de hacerlo. Ganas de estar otra vez vacío de energía, pero lleno de felicidad.
Lleno de alegría   -------       Y "vaciado"

martes, 17 de septiembre de 2013

Y a la tercera fue la vencida.


Esta edición del Titán ha sido especial para mi.

Es verdad. La primera vez que acudí a la llamada para ser Titán lo conseguí.
Fuí Titán con insensatez e ilusión. Tuvo un alto precio en sufrimiento, y también lesión, pero llegué. Superé el reto aunque no pude ver mi nombre escrito entre el resto de titanes, porque no superé el tiempo de corte de la bici.

Después de eso volví a intentarlo en el 2009. Y mi cuerpo dijo basta en las rampas del Boyar.

Por eso es el Titán. Porque es duro. Por eso decir que es un doble olímpico es insultarle.
Y quien no acuda al Titán, con respeto, allá él o ella.


El fin de semana fue intenso, por lo que trataré de solo dar unas pinceladas.

Desde el viernes compartí el ambiente con la familia del Titán, descubriendo una calidad humana por la que ya solo merece la pena acudir.
La acogida de la organización, de las gentes de Zahara y Algodonales, escuchar los proyectos de gente con ganas de cambiar el Mundo como Juan Luis Mendoza, sobre la donación de médula , y Eduardo Rangel "donando vidas", de verdad que enriquece el espíritu y abre los ojos.



El perfil del Titán

La Virgen como testigo.

Cuando amanecí y tras compartir el desayuno en el Hotel con los compañeros del Club Triatlon Camaleón, cojo las cosas, la mochila, la bici, y me dirijo a los boxes en el pantano.
Paso por la plaza que en unas horas será la carísima Meta de los esforzados titanes, y una Gran fiesta.

Son las 8.00 de la Mañana y Junto a la Iglesia, hay un grupo numeroso de fieles, que ha sacado a la Virgen de la Iglesia.
Aprovechola coincidencia  para rezar de nuevo para que nada importante le pase ni a mi ni a nadie.
(Al parecer ese fin de semana se declaraba oficialmente a la Virgen de Los Dolores patrona de Zahara)

Mis dos miedos.

Preparo los boxes muy relajado. He llegado con mucho tiempo, y puedo ir despacio como me gusta. Hablando con la gente. Retrasando el momento de ponerme el neopreno.
Cambio impresiones con amigos. Con novatos y Titanes "enganchados" como Manuel Olmo .
Estoy relajado, porque se que puedo hacerlo. Se que mi único enemigo soy yo y no controlarme, no controlar la prueba, no administrar los esfuerzos.... en resumen, dejarme llevar por la euforia y faltarle el respeto al Titán.

No temo no poder. En realidad mis miedos son dos:

1- Pasarme de intensidad y perjudicar la alimentación e hidratación. Eso me haría estar condenado a no terminar...
2- Administrar demasiado la intensidad y el esfuerzo, y no llegar al tiempode corte en la bici, que es un poco exigente para ciclistas, no muy buenos (patatillas como yo).

Para lo segundo me hice un particular rutómetro de tiempos máximos ( una chuleta que llevaba a la vista en el cuadro), basado en los datos de mi visita de entrenamiento de julio.


Para lo primero, me  apunté en dicha "chuleta" la rutina de bebida y comida y fui super estricto, además de ser muy conservador.
Lleve un ritmo moderado porque lo importante era llegar  a correr sin "petar" en el Boyar.




Natación.

Fue un poco agobiante al principio pero cuando me centré y relajé, empecé  a disfrtutar. Como siempre se me hizo larga la primera vuelta y corta y fácil la segunda.
Tenía idea de salir en 38 min y salí en 38:30, así que bien.

Bici.
Super concentrado en las rutinas, en mi chuleta, en el pulso... todo medido, contado y pesado.
Pero no me olvidé de disfrutar las vistas subiendo Las Palomas y a todo aquel que me adelantaba, se lo recordaba, y le decía "Mira que gozada"

Al coronar Las Palomas, le gano ya 10 min al tiempo límite. Y sin forzar. Muy bien.
Descenso precavido. Al paso por Grazalema veo a mis padres animándome.
Estoy contento. Todo va bien.

Los kilómetros hasta el Bosque pasan rápidos, y cuando llego, le he ganado otros 10 minutos al tiempo de corte.

Un colchón de 20 minutos. Puedo subir El Boyar sin pensar en el cronometro.
Durante la subida, me encuentro con el amigo Mariano, y a él como a todos los que me cruzo, les tranquilizo con el tiempo de corte.
Vamos bien.... relajaros.
En esta larga subida, empiezo a sudar mucho, y beber menos.

Cuando corono Las Palomas por última vez, me dejo llevar por la euforia, y me lanzo al descenso sin beber....
Error. Como dije antes, dejarse llevar por la euforia, no respetar al Titán, es el principio del Fin.



Carrera.

Llego a la transición con ese comódo colchón sobre el tiempo de corte, y lo mejor es que he regulado muy bien, y tengo fuerza en las piernas para los 21 kms

Salgo a correr a buen ritmo, y me engancho a Mariano, que lleva un ritmo que me viene muy bien.
Pero sigo sin prestar atención al calor, a lo mucho que estoy sudando, y lo poco que he bebido en las últimas 2 horas.

En Algodonales, sobre el km 9 llega el enemigo de siempre. Estómago se cierra, y naúseas, por la deshidratación, geles, etc.
Toca alternar la carrera con alguna subida andando.

Me alcanza sobre el km 12 mi compañera Cristina. Impresionante su debut en esta prueba, saliendo además de una lesión.
Sus ánimos, su conversación, me hicieron correr de nuevo, bueno trotar. A mi y mas de uno que arrastraba los pies por la carretera y que con su ejemplo, y varias "consignas" que lanzaba motivaba a mas de uno a reiniciar el trote.

Así llegamos hasta la entrada de Zahara. Ya solo queda la subida a la plaza, la temible cuesta, ese kilómetro terrible...

En este punto me ha alcanzado Jose (su primer Titán), y por otro lado he dado alcance a Mariano (otra vez, lo llevo viendo desde Villaluenga).
Al fin

Así que los tres juntos recorremos ese último km, y compartimos una entrada en Meta, muy emotiva.
Cruzo la meta entre las felicitaciones de mis compañeros y de mis padres.  SOY TITÁN.


EPÍLOGO.
Es para mi una prueba muy muy especial.

Cualquiera que sienta que el triatlón está perdiendo su interés, su carácter épico. Que se está desvirtuando con drafting, marcas, dineros, intereses....
Cualquiera que piense que la esencia del triatlón se está perdiendo.
Que acuda a Zahara de la Sierra. Al Titán Sierra de Cádiz, y se reencontrará con un  Triatlón en estado puro. Conectado con  la esencia de este deporte, y con la magia de un entorno muy especial.


Mientras la gente del Titán los organizadores, los voluntarios maravillosos y los que me dejo nos sigan mimando así a los titanes y regalando esta prueba, seguiremos enganchados.


martes, 10 de septiembre de 2013

Cuanto entrenar




Eterna pregunta que nos hacen a los que practicamos triatlón.


LA CUESTIÓN.

Y la respuesta que siempre damos es un poco vaga e imprecisa.
Porque depende totalmente de que quieres obtener a cambio de tu entrenamiento. Esa es la cuestión.

¿Solo cruzar una Meta sin importar el sufrimiento y el castigo al cuerpo? (Ojo, Nada mas y nada menos)
Quizás cruzar la Meta de un modo mas solvente, pudiendo elegir cuanto sufrir.
¿Mejorar tiempos?
¿Clasificarse bien?
¿Tener opción  de estar entre los primeros?

Son preguntas a las que hay que contestar honestamente y sinceramente antes de planificar y llevar a cabo un programa de entrenamiento para un Triatlón.

Voy a hacer algo que no he hecho nunca (que recuerde): poner mis propios entrenamientos.
Cumpliendo con el mínimo
No lo suelo hacer porque si no conocéis, mi respuesta a la pregunta, y tampoco si mi respuesta ha sido sincera, no tenéis modo de saber si hay equilibrio entre los medios utilizados y el resultado pretendido.
Y puedo conducir a mas de uno a equivocarse.



Esto es lo que yo puedo entrenar para acabar dos durísimos triatlones (Titán y Ironman)
NO perdáis de vista que soy una aficionado sin muchas pretensiones. Llegar a Meta y ya. 
Un profesional, supera ampliamente  las 14 horas semanales, la mayor parte del año (y mas, mucho mas).
No es falsa modestia, ni exagerar si digo que esto es lo mínimo, mínimo que uno debe entrenar para plantarse en la salida de un Triatlón Ironman con intención de acabarlo.


LA SIMPLIFICACIÓN.

Es frecuente que se caiga en la simplificación. 
"Si este tío que hace Ironman (3.8 km Swim-180 km Bike -42 km Run)  entrena X horas, para hacer un olímpico que es la cuarta parte (1.5 - 40 - 10),  pues basta con entrenar X/4 horas a la semana" 

Evidentemente no es así. No es una "Regla de 3 simple".

Y esta evidencia se ha hecho patente con lo que ha pasado con el Mundial  70.3 de Las Vegas(Medio Ironman, para que nos entendamos) este domingo.

Campeones del Mundo y olímpicos de la distancia olímpica, que hace menos de un año han empezado a competir en larga distancia, como
Nuestro Iván Raña, como Bevan Docherty, Tim Don, Jan Frodeno , Will Clarke, Brad Kahlefeldt, etc ; se enfrentaron a muchos de los mejores de larga distancia de ahora y de toda la vida como Sebastian Kienle, Andy Potts, Craig Alexander.. Y.La lucha fue bastante igualada, aunque se impuso en general la experiencia de los triatleta ironman, y hubo muchos triatletas ITU retirados, que solo tantearon el terreno. Pero esta claro que prueban con la intención de competir pronto.
Raña ganando en su estreno en 1/2 IM
Sin embargo varios con solo meses de experiencia en triatlones largos, como Raña, o Will Clarke     consiguieron estar entre los 15 primeros, y con unos tiempos competitivos.
Tampoco hay que olvidar que Gomez Noya en su primer intento en un Medio Ironman (Challege), ganó, lo mismo que el propio Iván Raña en su estreno en la distancia en Cozumel.


Siempre se había especulado con que los triatletas de corta, los de la distancia olímpica, no estaban al nivel o no podrían rendir como un triatleta de Ironman, salvo que realizaran una larga transformación.
Alguno decía que poco menos que tendrían que entrenar el doble de lo que entrenan para distancia olímpica.

Y no.
Al final, no hay tanta diferencia, en el "cuanto se entrena", si no en a donde esta focalizado el entrenamiento. 
En  corta distancia se cuidan mucho los aspectos técnicos, la potencia, la velocidad, ser excelentes nadadores... hacer rápidas y precisas transiciones.
En larga distancia, se trabaja un poco mas de volumen, pero la bici cobra mas importancia, la gestión de los ritmos, la alimentación durante la competición.....

Como se está viendo últimamente, los triatletas de distancia olímpica (1.5-40-10) técnicamente muy buenos, a poco que vayan bien en bici, sin apenas cambios en su entrenamiento, pueden enfrentarse a las largas distancias (3.8-180-42)  con mucho éxito.

Recomiendo para una idea mas precisa sobre cuanto entrenar y como para un Ironman, esta magnífica entrada del Blog que he leído esta misma tarde: 247 lifecoaching





jueves, 5 de septiembre de 2013

La Vuelta a España que ganó un triatleta del Triatlón Camaleón. 


Una noticia que no puede dejar de pasar por este Blog, es la culminación con éxito de nuestro compañero del Club (uno de los fundadores), Gerardo Gallardo, de su último reto. La Vuelta a España en 31 días, visitando todas las capitales de povincia: En bici. Mas de 6000 kms. La etapas a una media de 200 km /día.
Día tras día sin descanso. Este triatleta y ironman, poco inclinado a meterse a nadar ha culminado sin embargo impresionantes retos en tierra. A pie y en bici. Casi siempre con sobresalientes resultados, como los primeros puestos en su Categoría en el Maratón des Sables, la 101 de Ronda, y otras prestigiosas pruebas de ultrafondo.

 Con una humildad y discrección que es directamente proporcional a lo desmesurado de sus retos deportivos, en el Club, nos tiene casi acostumbrado a sus triunfos, y ocurrencias de Ultrafondo que acaba culminando de un modo impresionante, por satisfacción propia y en beneficio de los proyectos solidarios con los que suele colaborar.
 Discrección y sencillez limitando en el mutismo, como cuando nos dijo en el 2011, casualmente, entre cervezas y como quien no quiere la cosa y solo un par de días antes de salir que se iba a hacer el Camino de Santiago, desde Sevilla, por etapas.... ¡Corriendo! 1000 km en 15 días. Hagan cuentas.

El pasado 31 de agosto llegaba con su bici a la Plaza de España, donde empezó justo un mes antes su aventura, y fue recibido por compañeros del Club Triatlón Camaleón y amigos. Detrás una experiencia que describe como "inolvidable", con momentos compartidos a lo largo del recorrido con "buena gente que le ha acogido y apoyado", y momentos duros en los que las piernas le decían basta pero les respondía que "esta no es una opción posible".
Un campeón. Un orgullo para el Club.

Podeis visitar su web:
Gerardo Gallardo

martes, 20 de agosto de 2013

Descansar sin parar



Estos días estoy experimentando el efecto del descanso.
Algo que uno se puede permitir solo en vacaciones. Que es dormir 8 horas al día, y llevar un ritmo mas tranquilo de vida, es increible como afecta al cuerpo.
De pronto entrenamientos que normalmente resultarían duros, se hacen casi con facilidad, y los asimilas tan bien, que incluso uno cree estar trabajando menos de lo que podría.

Y en esas estoy y aun me quedan por suerte bastantes días. Y mientras sueño con mi cita con el Titán, y de vez en cuando recreo la prueba en mi imaginación. 
La natación en el embalse, con el pueblo de Zahara y sus casas blancas, presidiendo en ese monumental palco natural de la Sierra.
La bici, remontando ese enorme Puerto de primera categoría que será fuerte aperitivo, y postre difícil de digerir de casi 90 km muy duros. 
Y la carrera, que le hace a uno desear, que el sol se apague, y que el terreno le ofrezca aunque sea solo algunos metros de terreno llano.

Como muestra aquí la última vez que la Vuelta Ciclista a España pasó por el circuito del Titán, en el 2002




Perico: "Una etapa mas dura, que si hubiera sido de alta montaña"
Impresionante ver a profesionales en el mismo recorrido que los aspirantes a Titanes tomaremos con mas calma. Por mi parte sobre todo los descensos.


Mi ausencia durante tres años del Titán hace que mi deseo sea aun mayor.
Tan centrado estoy en esta prueba que solo me permito escuchar algunos ecos, y noticias de lo que solo tres semanas después me espera.
El Ironman Iberman. Se empieza a decir que el circuito de bici va a ser muy duro. Y de nuevo, no me enfrento a un circuito llano. De hecho como dato ya me han anticipado que el desnivel acumulado es muy parecido al del circuito del propio Titán, sin tener ninguna subida de mas de 2 kms, lo que da una idea, del rompe piernas, o rompe ritmos que nos espera.

Pero ahora no hay que pensar en eso. Solo toca disfrutar de vacaciones y prepararse para el reencuentro.

jueves, 18 de julio de 2013

A la tercera ¿Va la vencida?

¡Gran Menú!

El fin de fiesta para este año es así.

No se si alguien se pensó que después de la última decepción, iba a acabar la temporada. Nada de eso: Aun queda el final.

Mi regreso al reto del Ironman después de pasar el año pasado sin atreverme a ir a por uno.
Será, si lo consigo, mi tercer Ironman.

Pero hay un primer plato especial antes del Ironman, que espero que no se me indigeste.
Mi tercer encuentro con el Titán Sierra de Cádiz.


Que no se me atragante.

Recapitulando, el fin de fiesta 2013 será:
Mi tercer Ironman (5 octubre Iberman).
Mi tercera y deseada participación en el Titán (14 septiembre).

Del Ironman ya hablaré, los 226 km son palabras mayores.

Pero el Titán Sierra de Cádiz.... es una espinita clavada. El durísimo y bellísimo Titán.
Dos participaciones, dos combates.

El primero en el 2008 perdido a los puntos. Crucé la Meta, si. Pero lo hice sin dorsal al haber superado el tiempo de corte de la bici. Mas de 8 horas emplee hasta la meta. Por cierto que me lesioné la rodilla.

El segundo asalto en el 2009 perdido por K.O. En el Puerto del Boyar, problemas de estómago me metieron en la habitual espiral de calor y deshidratación. Solo pude arrastrarme a la T2 y retirarme, físicamente muy tocado.

Y ahora después de ignorar por dos años la llamada que este brutal paisaje nos hace a los Titanes, iré allí a enfrentarme con una de las dos únicas pruebas (de un total de casi 40), que me ha visto retirarme vencido sin cruzar la Meta.

Dos combates. Dos derrotas. Una a los puntos, aunque aguantando todos los asaltos. La segunda por K.O.

Ganas del tercer Titán, No.... lo siguiente.

viernes, 28 de junio de 2013

La TRI- Burbuja .Que pasó con el QH Triatlón.



Llevo ya algunos años disfrutando del Triatlón. No muchos, solo ocho. Los suficientes, para haber visto un gran cambio. No puedo ni imaginar, que no habrán visto quienes se iniciaron en esto en los 90 o antes.

Enamorado de la larga distancia casi desde el principio, empeñado en ser finisher de pruebas que muchas veces me quedaban grandes para mis entrenamientos. Y disfrutando siempre.
Y siempre viajando a puntos en el mapa, con sabor a Triatlón.

No hace mucho tiempo, hacer un Ironman en la Península era imposible, hasta la llegada del Ironcat.
Si peta la Burbuja que no te pille inscrito
Para hacer Medio Ironman he ido a Vitoria, Guadalajara, Zahara de la Sierra (Titán), Elche, Pálmaces del Jadraque. Para hacer el primer Ironman viajé a Alemania. A Mallorca para el segundo.
Y siempre he quedado bastante satisfecho con el trato recibido, con la carrera y he sentido que esa prueba era algo especial que merecía el viaje y el entrenamiento.
Sin embargo, felizmente el Triatlón ha crecido, está en todos sitios, desde pilotos de F1 hasta colaboradores de Ana Rosa, o mediáticos restauradores. Es conocido, y las pruebas han crecido por toda la geografía de modo que cualquiera puede competir en cualquier distancia al lado de casa si lo desea.

La demanda de triatlón ha crecido mucho. Pero ¿Y la oferta de triatlón?

Un Ejemplo. En Sevilla –ojo, Sevilla ciudad, no provincia -esta ha sido la evolución si mis cuentas no fallan:

- Hasta el año 2011: un solo triatlón olímpico (algunas ediciones sprint), que sobrevivía año a año a duras penas.
- 2012: Primer Medio Ironman + 2 triatlones Olímpicos = 3 pruebas
- 2013. 1 Ironman+ 1 Medio Ironman + 4 Triatlones cortos= 6 pruebas
- 2014. Previsto: ¿Ironman? + 3 Medio Ironman + 4 triatlones cortos= 7-8 pruebas
Sin moverme de casa podría competir todos los meses de mayo a octubre, en todas las distancias.
Estaría bien si no fuera porque la demanda no crece a la altura de la oferta.
Organizaciones que han proliferado y luchan por el pastel de una demanda que no da para mas.
El año pasado se empezaron a ver anulaciones de pruebas. Y participaciones raquíticas.

Entiendo que en estas circunstancias los organizadores no se arriesgan. No incurren en gastos que no saben si podrán asumir.

Y se ven pruebas, en las que se improvisa sobre la marcha, faltan voluntarios, no hay suficientes avituallamientos, y los triatletas damos la patética imagen de estresados y sedientos peregrinos con dorsal y sin posada.

Último capítulo vivido personalmente (de varios).

He estado meses preparándome con bastante ilusión el autoproclamado triatlón mas duro de España. A solo 3 semanas de la prueba , la organización de la QH Triatlón (Quebrantahuesos), nos manda un email, comunicando que anulan la prueba, porque “no han tenido la respuesta esperada”. Tampoco sabemos cual ha sido la respuesta, ni que esperaban,  porque ya se han cuidado de no ofrecer lista de inscritos en ningún momento. Una moda bastante fea, me imagino que para evitar especulaciones y también por el coste de la empresa de chip/ inscripciones.

En definitiva han hecho sus cuentas:
¿? € de Inscrpciones- X € de gastos= Nah! Mejor no lo hacemos.
Las incognitas de esa ecuación supongo que solo Octagon Esedos lo sabe.
Pérfil del anunciado y no celebrado QH Triatlon.

Y esto después de haber pisado en el calendario la fecha a una prueba de la zona, pasando por encima de la Federación Aragonesa, y provocando con la escaramuza la dimisión de su vicepresidente

En fin que no sigo por aquí para no calentarme y escribir de mas.


Bueno volviendo a lo que mi respecta, pues eso, que después de meses un poco obsesionado con buscar cuestas para entrenar en Sevilla (muy llana), subiendo y bajando en series de bici y a pie las cuestas del Aljarafe, de la Ruta de la Plata y de la Sierra de Cádiz,  me dicen unos días antes que no. Que si quiero el año que viene me apunte a otro evento de ellos, a ver si hay mas suerte.

Habrá afortunados que habrán podido volcar esa preparación en una prueba alternativa, para eso hay una gran oferta de pruebas. Pero para otros como es mi caso, solo ha servido para perder fuerzas, esfuerzo y dinero.

Para el debate: ¿Como saber si te apuntas a un “bluff”, un fraude, o una prueba de garantía? Supongo que hay un estandar de  seguridad, y condiciones, garantizado por los permisos de las autoridades y de Tráfico. Pero quizás sería deseable, que la intervención de las Federaciones como técnicos, peritos que son de este deporte, fuera totalmente vinculante para las organizaciones.

Parece que la tendencia que se ve es la contraria. Pruebas independientes, que se organizan al margen del calendario federativo. Yo creo que si se sigue ese camino, encontraremos muchas mas pruebas que no cumplen con los mínimos.
Eso en cuanto a la seguridad y circuitos, en cuanto a la calidad, supongo que habrá que andarse con ojo, y acudir a organizadores expertos, pruebas contrastadas, y cruzar los dedos.
Mientras, los triatletas perderemos, dinero, esfuerzo, e ilusión, en caso de anulaciones de la prueba y si no se anula y se sigue adelante sin los medios adecuados  se comrpomete nuestra salud y seguridad.


Ahora ya hablando de mi, después de una semana de descanso total, derramando un poco de mi capital entrenado, para aliviar la presión y descansar, he cargado pilas con la vista puesta en los objetivos de final de temporada: ¡Mas moral que el Alcollano!

Mi regreso al Titán, prueba que tengo pendiente de acabar en condiciones (osea, dentro del corte) , y unas semanas después, si Dios quiere, el asalto a mi tercer Ironman.
Seguimos por aquí.
Nos vemos en las pruebas: ¡Mucho ojo con los bluff’s!



viernes, 17 de mayo de 2013

Splash!  Triatletas al agua.


El Triatlón de Sevilla tiene un momento característico que siempre acaba regalando un buen puñado de imágenes curiosas.
La natación a dos vueltas, obliga a superar un pantalán justo en el ecuador (a los 750 m), lo que supone un esfuerzo extra.

Aquí una selección de imágenes,

No es tan fácil pasar el pantalán.


Yo a esta la llamo "El Beso" Que bonito


"El Indeciso"-¿Salto de cabeza o de pie??


"El puntual" -Se le ha hecho tarde-


"El Hidroavión" -Sí, este soy yo-.



"Camaleón volador saludando con el pie"

La mayoría de las imágenes han salido de la galería  de imágenes en Picassa de Fotoyos





lunes, 13 de mayo de 2013

XVII Triatlón de Sevilla (Olímpico).


Hace ya mas de una semana del Triatlón de Sevilla, y no me he pasado por aquí a contaros un Triatlón de los que merecen la pena…
Sin mas os empiezo a contar.

NATACIÓN.

Una cantidad espectacular de camaleones. Nuestro club creoce mucho y bien, y se hace notar cada vez mas en todas las pruebas.
Por mi parte antes de que dieran la salida, me sentía muy bien a pesar de la alergia. Mi gran preocupación de los meses de mayo y junio, es no ahogarme con el asma, dentro o fuera del agua.
Pero no tenía asma, y mis pulmones se llenaban estupendamente.

Me sitúo a la derecha, que siempre sale uno mejor en las fotos (ja ja) y dan la salida, y aquello que no se mueve. Estoy totalmente atascado en el pantalán, rodeado. Delante tengo dos chicas, y llegado el momento de arrancar, cada una me da su patada en el pecho, para sacarme el aire de mis pulmones estupendamente llenos.
Una vez se van Kill Bill y la amiga, por fin arranco, ya soy de los últimos. Nado la primera vuelta un poco larga por el tráfico, pero con buenas sensaciones, y la segunda, ya si, nadando rapidito, y atención noticia: Disfrutando enormemente. Habría dado otra vuelta.

BICI.

El habitual circuito a 4 vueltas de 10 km.
En la transición se me acerca mi amigo Jose que está de Juez y me dice que si quiero un banquito, una cocacola o algo, imaginaros como fue la transición de "rápida".
Yo que se, no tenía prisa. Hasta me puse los guantes.
Después una primera vuelta entrando y saliendo de grupos, pero bastante rápida. En la segunda me quedo totalmente solo. Mirar adelante y atrás y no ver nadie. Rarísimo en un circuito a 4 vueltas, supuestamente lleno.

En la tercera, cojo un buen grupo, pero le tengo algo de miedo a las caídas (vi una delante mía), y voy en la cola, muy nervioso y en uno de los latigazos al cabo de 10 km o así lo pierdo.

En la última vuelta , dándome relevos con un triatleta que aunque había tirado bastante fuerte todo el tiempo, llegada la vuelta final se le veía algo frito así que hasta el final voy dándome relevos con él manteniendo de paso la ventaja sobre un grupo numeroso detrás nuestra. Un absurdo orgullo  me hace apretar y mantenerles, con ayuda del compañero, una distancia de apenas 300 m hasta la llegada a los boxes.
Tanto tiempo rodando solo, o casi solo, ha hecho que mi velocidad media sea bastante mala, pero las sensaciones, no han estado nada mal.
NOTA: Perdí el bidón de agua en la tercera vuelta de bici, y tuve que beber solo de agua calentita con gel que es lo que había en el 2º bidón.



CARRERA. El estómago tocadete, para variar.

El estómago mi gran enemigo. Primera vuelta muy lenta tratando de recuperarme de las tripas. Hinchado como una pelota.  Dicen que “Al enemigo ni agua”. Así que eso, durante los 10 km no bebí nada, para no empeorar. Es que si bebo con el estómago así se acaba la fiesta.

Por cierto que me pasa Juan en el primer km, junto a ese grupito al que le había mantenido la distancia en el sector de bici. Tanto esfuerzo pa na.
Me pregunta si tengo problemas musculares.  Le digo que no, que en cuanto se me pase un poco lo de la tripa acelero .
Toda el agua que cojo es para echármela por encima. Coño! Un triatlón con magnificos avituallamientos y me los tiro por encima, que pena.
En la segunda vuelta voy desinflando la tripa y aumentando ritmo.
La tercera  y última vuelta, por fin,  la corro al que debía haber sido mi ritmo para todo el Diezmil, adelantando a mucha gente, y acercándome un poco a Juan, con la ilusión de entrar juntos como el año pasado. Pero no llego por 200 metros.

Al llegar a casa monumental ataque de alergia a pesar de todos los antiestamínicos que llevaba tragados para la prueba.

Muy contento con la prueba (un 8 sobre 10 en sensaciones). Al margen de no haber podido ir un poco mas rápido corriendo, la prueba ha salido bien, y las sensaciones al cruzar la Meta muy buenas. En un rato estaba recuperado comiendo y bebiendo.
La organización, creo que estuvo ejemplar. Cada vez menos por mejorar.

viernes, 26 de abril de 2013

Drama cómico ó comedia dramatizada, no se.


J llegó por fin a casa, en una jornada agotadora. Pero casi todas lo eran ya, desde que complementó su jornada laboral como profesor de Educación Física, con el entrenamiento personal a una cantidad creciente de clientes.


La mayor parte de ellos triatletas -para algo era entrenador de triatlón- con el triple esfuerzo que suponen en su necesario equilibrio de Las Tres Disciplinas que son Un solo Deporte.
I, notó enseguida que en su aíre abatido había la sombra de una preocupación adicional.

Con la habilidad con la que solo las mujeres saben desenmascarar secretos no tardó en conseguir que confesara la fuente de su nueva preocupación.
Estos días están resultando agotadores

Son los triatletas - empezó a explicar J con un suspiro- siempre con esas preguntas, con esas inquietudes, preocupándose, por tonterías. Si el recobro de su brazo nadando es demasiado bajo, si dan demasiadas brazadas por largo, si deberían hacer ejercicios de pricoepción, ...

Leen y preguntan cosas de expertos, pero cuando llega la hora de trabajarlas todo son excusas.... "Que si me ha surgido esto y lo otro, que estaba cansado, que no había dormido, que tenía un bautizo..."

Lo último es que me andan pidiendo son entrenamientos de Multitransiciones. Yo creo que con la esperanza de hacer un gran entrenamiento un día y descansar todos los demás.

Vamos que estos lo que quieren, es pegarse la paliza del último día que se dan los malos estudiantes.

Hay uno especialmente, Guadiana, que no me rinde nada. Dice que no tiene tiempo, y luego se dedica a escribir en un Blog "Batallitas de Triatlón". Se salta entrenamientos, los descoloca, los hace incompletos, y luego se extraña "Qué no voy en Bici!. Que no tengo sensaciones" ¡ Pero si no te subes nunca a la bici!
I escucha atenta, y a mitad del monólogo de J, ya solo se dedica a medias a escuchar, porque al mismo tiempo está pensando en que va a responderle (habilidad exclusivamente femenina).
Debías explicarles todo esto a ellos- comienza  a decirle- Me da que les exiges poco. Tu lo que pasa es que eres muy bueno. Un poco de Mano dura. Si en el fondo son masoquistas. ¿No ves que hacen Ironman y cosas de esas?.
Te voy a contar lo que vamos a hacer......

Unos días después Guadiana, enciende agotado el ordenador a las 11.00 de la noche. Se le cierran los ojos, pero dedica sus últimas energías del día a lanzar un S.O.S al "Mister".
Los entrenamientos de estos días están resultando agotadores.

Se acuerda como en el último email, le contaba del Medio Ironman de Sevilla, y como se encontraba solo dos días después "completamente recuperado".
Totalmente arrepentido por aquel momento de euforia, y teniendo muy presente ahora, que uno es dueño de sus silencios, pero prisionero de sus palabras.

Empezó a escribir:

-Querido J, Yo se que cuando me prescribes los entrenamientos, te tomas el máximo interés y te implicas con cariño en nuestros objetivos. No obstante, quería pedirte que al pensar en mi como triatleta, no te inspires por favor, en Eneko Llanos o Gomez Noya. Piensa mas bien en alguien con la forma física y la disposición a colaborar de Falete......

De pronto le llamó la atención un email sin abrir en la bandeja de entrada.

- Estimado Guadiana, las dos próximas semanas estaré de viaje, por lo que te mando los entrenamientos para ese periodo. El viaje es un crucero, por el Oceáno Índico, sin escalas, por lo que estaré sin internet ni móvil hasta mi regreso.
Lamento mucho las molestias que ello te pueda producir.



Guadiana, pasmado, retiró las manos del teclado, apagó el ordenador y se levantó pesadamente de su silla, con los hombros tan descolgados como su cara.
Luego agarrando con desgana su mochila de Ironman, empezó a meter en ellas las zapatillas, el pulsómetro, y todo el material, para el entrenamiento de la mañana siguiente.

Al mismo tiempo la casa de J permanece silenciosa, las persianas bajadas y el correo y la propaganda llenan ya el buzón. Aparentemente vacía.
Sin embargo en el interior, J e I, iluminados por la pantalla del portatil en el sofá, ríen relajados y felices.
Por fin unos días de auténtico descanso.
Los móviles permanecen en la mesa, donde los dejaron al apagarlos hace dos días.

I, le dice riendo a J: Esta te ha quedado muy bien, mientras cuelgan otra foto trucada en el Facebook.
¿Notará alguien que haces los montajes con fotos del Queen Mary?


Dedicado con todo el cariño a J (y a I).
Ni que decir tiene que esta historia es una ficción y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, eso si, con fuerte inspiración en hechos reales y buena dosis de coña.

Ruego que disculpen los que pudieran sentirse aludidos y que entiendan que está en la naturaleza de este triatleta andar llorando por todo :))

martes, 16 de abril de 2013

II Trisur Sevilla Media distancia.



Igual, pero distinto.

Es la conclusión. Si miro a la clasificación, o al cronómetro, parece que he llegado al resultado de siempre con unos discretísimos tiempos, y una discretísima clasificación.



Mi entrenamiento para esta prueba, era creía yo bastante bueno. No iba desentrenado como al ICAN de Marbella el año pasado. Tampoco iba tan bien entrenado como al Trisur de Octubre. Y sin embargo el resultado en las 3 ha sido semejante.

Ahora bien, si se miran los detalles, he llegado por un camino distinto.

Es del único modo que puedo explicar estar satisfecho, con un resultado tan tan discreto. Por no decir pobre.

El matiz es el sufrimiento y las consecuencias finales han sido por fin las que quiero.
Por eso mi satisfacción a pesar de haber hecho la natación mas mala de los últimos años, y una bici también bastante mala.

Nadé buscando hacerlo lo mas solo posible, prácticamente por el centro de la dársena, haciendo mas metros que los demás, pero nadando solo, y solo peleándome en los atascos del giro de vuelta y Meta.
Hice una transición terriblemente lenta, por mi dificultad para deshacerme del neopreno. Además el chip se enganchó y no me dejaba liberar la pierna izquierda.

En la bici, la ida muy tranquilo, a mi ritmo y disffrutando. Muy atento a comer y beber, llego al avituallamiento anunciado de Las Pajanosas, y no veo a nadie (dicen que había voluntarios con bidones, pero no los vi, ni yo ni muchos otros). 
Sigo con el bidón vacío, deseando encontrar el avituallamiento, en cada curva. Nada. Tengo sed. Empiezo a cabrearme. No voy a dejar, que nadie juegue con mi salud. 
Lo tengo muy claro, si la organización no cumple, yo no tengo porqué respetar los puntos de avituallamiento ( mas si no existen).
Foto: Robmamely
Me paro en la Venta El Alto, junto a unos Jueces, y les digo, que necesito agua. No puedo ir así. Así que cargo el bidón en el Bar, y sigo para cuesta de las Baterías.
Tres tragos de agua, y recupero el buen rollo. Subo la cuesta de Las Baterías, muy bien, me siento a gusto en la bici. Luego la Media Fanega. También a buen ritmo.

Toca regreso, teóricamente todo cuesta abajo dirección Sevilla, pero por un camino que no conozco. Al final resulta ser un circuito muy bonito, pero un poco desmoralizante, ya que durante unos 20 kms es, un sube-baja, de bajar dos escalones y subir uno. 
Y después de eso 20 últimos kms de llano, con fuerte viento en contra, de acoplarse y sufrir.
Ahí tuve un pequeño bajón, y es que he llegado muy justo de kms de bici, pero en general llego a la transición, contento por haber comido y bebido correctamente.

Me siento fuerte para correr, pero soy muy prudente. Empiezo tranquilo, con idea de ir subiendo.
El calor es fortísimo, mucho mas de lo que esperaba todo el mundo. Se preveían 22º, y llegamos a los 32º. Un día genial para olvidarme de la gorra.
Bebo bien en el primer avituallamiento, pero cuando llego al segundo y no queda agua, estallo, con un cabreo enorme, que reprimo en seguida, porque las pobres voluntarias, se creían que iba con ellas. Y todo lo contrario. Se desvivieron por atender a los triatletas.

Otra vez camino de la deshidratación. Decido que voy a correr solo hasta el km 5. Si allí no hay agua, andaré hasta la meta. Pero había agua. Bebí, y me atreví con un poco de gel. Y volví a correr.
Hasta el km 10 A buen ritmo. Me encuentro con muchos compañeros camaleones por el camino. Saludo. Estoy contento. Mi entrenador,  me acompaña un momento corriendo, me pregunta y me anima. Dice que voy con muy buen ritmo.

Acabo la primera vuelta, y corro casi 300 m extra, porque no había nadie para indicar el punto de giro, y yo iba derechito a Meta. Nada, pues Marcha atrás.

Segunda vuelta, sigo bebiendo, todo lo que puedo. El calor es insoportable. Tengo la cabeza como una parrilla. Y me dejé la gorra.
Aun así me mantengo de buen humor, y estoy disfrutando. Quizás llegue corriendo hasta el final. 

Pero no. En el km 14 se me acaba la pila. He bebido muy poco con un calor enorme.
Empiezo a sentir náuseas, y hasta mareo. Hasta aquí hemos llegado. Que pena. Tan cerca. Solo quedan 5 kms.
Pero tengo que hacerlos andando/corriendo. Tengo y QUIERO. Lo tengo clarísimo, no voy a pasar los límites esta vez. No me merece la pena. No quiero volver a estar lo malísimo que estuve en el Trisur de octubre.

Así que solo cuando se pasan un poco las naúseas a los 20 minutos de andar, me permito poner un trote mínimo, casi arrastrando los pies, para entrar así en Meta.

Algo trastornado, pero disfrutando y fisicamente muy bien. En solo un rato estoy recuperado, bebiendo y comiendo (de lo que me traje de mi casa, claro).

Y ya van 9 Media distancia, que es como se llama ahora al Medio Ironman. Por cierto, entrada 226 de este Blog. Yo creo que es una señal ;)