martes, 9 de septiembre de 2014

Conociendo el X Titán Sierra de Cádiz (Natación y Bici).

Conociéndolo pero por partes.

I Travesía Amore.

Primero he podido saber de primera mano que va a suponer nadar en el embalse de Zahara - El Gastor, 4km.

Día precioso. Se da la salida a los 4 km
La coincidencia de la distancia y el lugar de la I Travesía Amore y el Titán se hace extensible a sus promotores ( Proyeto Amore.)
A muchos triatletas nos sirvió para conocer a apenas un mes de la prueba, como iba a ser eso de nadar 4 km, en lugar de los habituales 2 km del Titán. A parte de tener  otra excusa, siempre bienvenida, para visitar la zona.

Yo me apunté habiendo nadado poquito, apenas un día  por semana, durante el mes de agosto, así que no sabía como me iría.

La prueba, no permitía el uso de neopreno, lo cual para mi es una alegría la verdad.

Un circuito a una vuelta, en el sentido de las agujas del reloj, y pasando 4 boyas por fuera.
¿A que son fáciles las reglas?
Entrando entre las dos Boyas

Pues no deben serlo tanto, que vi a decenas de nadadores, recortar las primeras boyas, pasándolas por dentro,
Y la última boya directamente se la saltaron todos los que yo llevaba delante. ¡Todos!

Yo no se que satisfacción encuentra la gente en hacer el recorrido incompleto para salir unos minutos antes del agua y ganar una decena de puestos en la clasificación.


Pero bueno, yo a lo mio.
Empecé nadando a ritmo alegre, pero sostenible, y disfrutando mucho de cada brazada. Guardando, porque no sabía como me iría con tanta distancia.
Al doblar la tercera boya, tocaba volver hacia la última boya cerca de la salida.
El dedo dice OK, la cara "dice"cansado
Tan lejos estaba que no se veía. Me tuve que orientar nadando hacia la casita blanca, que había al lado de donde aparqué el coche, y que apenas era un punto blanco en el monte.

Yo iré lento, pero recto y preciso como pocos, ja ja.
Sin apenas levantar la cabeza, me encontré en la última boya, en la que hasta dude si me estaba equivocando al pasarla por fuera, porque era el único.
Hasta que vi a otros dos que hicieron lo mismo que yo. (Uno de ellos estaba indignado)

A partir de ahí, los últimos 1000 m a tope hasta la meta.
Pregunte el tiempo a Manuel del Tripuerto que salió unos segundos antes que yo, porque no llevaba reloj. Había nadado en 1 hora 12 m, superando bastante mi expectativa.

Muy divertido. Un buen rato, y bastante cansado. En el Titán lo tomaré con mas calma, porque los 4 km serán solo el aperitivo.


Sábado 6 septiembre.
Recoirrido Bici Titán X

El pasado sábado realicé el recorrido de bici completo.

Los que conozcan el antiguo, saben ya lo duro que es. Pues ahora esta edición añade otro puerto, el de Montejaque. Un recorrido adicional de hora y pico (si no eres Contador), que hará la bici mas dura que en las 9 ediciones anteriores.

Yo lo tomé con calma saliendo de la presa de Zahara, llegando al Alto de Las Palomas en el tiempo previsto, después bajada a Grazalema y ahí viene la novedad.
Perfil incluyendo el nuevo tramo.
En vez de seguir recto hay un desvío a la izquierda que nos devuelve a la zona del embalse, con un descenso bastante largo, y algo bacheado. Muchas curvas, habrá que andarse con ojo.
Después una larga subida, sin mucha pendiente, pero larga, de unos 10 km, hasta llegar al Alto de Montejaque, viendo Montecorto (Málaga) a nuestra izquierda, y dando la espalda a unas vistas del pantano totalmente nuevas para los titaneros de otras ediciones.

Después de Montejaque, en apenas unos metros hay que girar a la derecha, para adentrarse en una zona de sube/bajas por un bosque de alcornoques. Una zona fresca y agradable, pero que te sigue haciendo trabajar, hasta que por fin la carretera desemboca arriba del Alto de los Alamillos.
Desde allí se retoma el recorrido clásico del Titán: Villaluenga, Benaocaz, El Bosque..... zona mas llevadera, de bajar dos, tres, escalones y subir uno…. Durante bastantes kilómetros.

Esa hora y pico adicional sobre el recorrido clásico me hizo llegar a El Bosque, bastante cansado, así que me aseguré de ir muy tranquilo en El Boyar.
Reconozco que cuando lo terminé me tuve que tomar un par de minutos para tomar aire, antes de ir a por esos kms finales de Las Palomitas, que ya me remataron, y me dejaron apajarado total.
Tal y como llegué a la Presa, no quiero pensar el día de la prueba con una natación de 4 km antes, como puede ser.

Habrá que echarle mucho.... mucho de todo, para poder correr después ¡30 kilómetros! hasta la Meta de Zahara.

Ya quedan solo 3 semanas.



Fotos: L. Soto