jueves, 11 de febrero de 2010


Los horarios se descuadran.

Ciertas sesiones de piscina y de spining, me las están poniendo cada vez mas difícil, gracias a la gestión del Delegado de Movilidad del Ayuntamiento en connivencia con el Sr Alcalde.
Hoy 15 minutos de atasco para recorrer 100 metros de calle camino del trabajo.
Me paso el día improvisando nuevas rutas. Lo último ha sido cambiar el sentido de alguna calle de mi ruta. Y clausurar otra durante un año y medio.
Cuando descubro una solución me la taponan. Como un ratón en un laberinto.


Bajo la consigna de recuperar espacios para las personas, se lo están quitando a los coches, dejando como único medio de transporte posible la bici.
Además el centro histórico se peatonaliza totalmente y aumenta progresivamente su diámetro.
Parece que el propósito es hacer de Sevilla un casco histórico peatonal extensísimo. Una especie de Venecia sin canales, una enorme extensión de edificios vacíos de contenido, tan solo para admirar por fuera, y el resto para visita de turistas: museos, bares, restaurantes y las Iglesias.
Una Sevilla de atrezzo, un decorado para turistas.

Puede parecer bonito o idílico, pero en la consecución de este objetivo, van quedando en el camino los muertos en la cuneta, los daños colaterales.
Negocios que se cierran, por la dificultad de llegar a ellos de sus clientes con tanta obra, tan poco aparcamiento, tanto atasco, y tanta calle peatonal.
Propietarios que lo tienen cada vez peor para llegar a sus casas, y que no tienen garantizados, ni la llegada eficaz de los servicios de emergencia en caso de necesidad.
Si alguien pensó en aparcamientos subterráneos y túneles como solución que lo descarte. En Sevilla, suponiendo que al excavar ignores alegremente, los vestigios, romanos y arábes, que están en todos sitios, se inunda y se hunde todo con una facilidad pasmosa.
Así que, en el fondo, no hay por qué renunciar a una Venecia con canales.

Nuestro Metro ha podido empezar a realizarse después de mas de 30 años de dudas, haciendo que vaya sobre la superficie la mayor parte de su recorrido. Algunos, sin duda gente mal intencionada, lo llaman tranvía. Pero estamos contentos porque ya tenemos una línea.

Anda, hablemos mejor de Triatlón.



Ya llevo mes y medio de entrenamiento.
Aun con poca intensidad en las sesiones, pero empiezo a acumular bastantes horas semanales.

La semana pasada registé mi máximo anual hasta el momento con 10 horas de entrenamientos al final de la semana.

He estado revisando los ritmos cardiacos a los que entreno, realizando tests, y creo que solo en la carrera, estoy respetando lo prescrito.
En la bici y en la piscina voy con mas intensidad de la que debiera.

En la salida del sábado de bici probé a ir al ritmo que tenía que ir, y me pareció que iba “pisando huevos”, que ese entreno no servía para nada.
Sin embargo me llevé la sorpresa cuando miré el tiempo al llegar, que no había bajado la velocidad tanto en este entreno suave, y sin embargo me había dejado las piernas bien, incluso con ganas de mas. Debo controlarme.

Estas primeras semanas de entrenamiento han servido para hacerme con una rutina, que seguramente no me abandonará en los próximos 6 meses.
De esa rutina adquirida, dos cosas a destacar:

Los miércoles son duros. Se juntan carrera con cambios de ritmo por la mañana, y rodillo y pesas por la tarde/noche.
Los viernes suelen ser de una hora y media nadando solo en la piscina. Se me hace aburridísimo y duro.
En ambos casos parte de la culpa de "la dureza" la tienen las pocas horas de sueño entre semana.

El resto lo llevo bien.

Si. Creo que la cosa va bien.

5 comentarios:

Emilio dijo...

Bueno amigo es un mal generalizado, en Cordoba levantar una calle es encontrarte con algun musulman dandote la mano asi que paciencia¡¡
Y si, yo creo que van muy bien, poco a poco pero sin pausa, genial

davidiego dijo...

los límites de lo peatonal quedan lejos de tu centro de trabajo??

camina compañero! ;)

como en las ciudades pequeñas.

Alexander Pérez dijo...

Hola Jesus, mi nombre es Alexander y te escribo desde Tenerife. He visto tu blog a través de otros y la verdad que me parece interesante. A partir de hoy me hago seguidor y te paso a leer regularmente. Te mando un fuerte saludo compañero y a seguir así.

Jesús dijo...

Gracias Emilio.

Hoy lunes y lluvia me he vuelto a cabrear con el tráfico. Pero creo que se como voy a solucionarlo.

Davidiego, como digo tengo una solucion y va por donde comentas tu... voy a usar las patas. Efectivamente se ha convertido en una alternativa mucho mas rápida que el coche.

Bienvenido Alexander. Muchas Gracias. Encantado de tenerte por aquí.

serbio dijo...

Hola Jesús, me alegra leer que los entrenamientod van bien. Me sorprende ese entrenamiento de 1h30' seguidos en la piscina. Yo hasta ahora sólo he llegado a la hora y se me hace soporífero. Sólo de pensar en aumentarlo...¡¡buff!!!

Te iré siguiendo, un saludo desde Madrid