miércoles, 17 de septiembre de 2008


Se puede.


El sábado pasado realicé mi tercer y último test sobre el terreno.

Realicé el circuito completo de la bici del Titán. Los 90 km. Los tres puertos.

El objetivo fundamental era moral. Convencerme de que podía hacerlo, después del fiasco del último intento.

Hice toda la prueba en solitario, ya que mis compañeros bastante mas en forma que yo, también hacían su último test, y querían "probarse".

La subida a Las Palomas, desde el embalse la hago como digo solo y tranquilo. Al principio muy atascado ya que día y medio antes me había metido una buena sesión de pedales.

Subo mas o menos en el tiempo previsto, y bajando, a la altura de Grazalema, comienzo a probar la alimentación, segundo gran objetivo del día.

El camino hasta El Bosque se me hace largo. Además no he hecho nunca esta parte del recorrido, y temo despistarme. Por cierto que este tramo que tenía por fácil y llano, resulta tener unos cuantos buenos repechos.
Hora y media después estoy en El Bosque, y preparado para iniciar la ascensión del desesperante Boyar.
Hago la subida muy tranquilo. Lo importante es ver que puedo hacerlo.
Para asegurarme, incluso paro 2 minutos en el crítico km 39, para estirar un poco y de paso vaciar la vejiga. No estoy muy cargado, pero quiero asegurar y no lesionarme.
Durante toda la ascensión al Boyar, veo a mi compañero Rafa delante, subiendo muy despacio, como yo, pero lo suyo no parece paciencia: está sufriendo. Tiene algún problema, porque está mas en forma que yo.

Me adelantan unos cuantos malagueños del club Trialandalus. Que gustazo verlos subir. ¡Que bien van!
Todos ellos me saludan y animan al adelantarme. Incluso alguno me aconseja: "Ánimo: Los dos KM siguientes son duros, pero el resto son mas tendidos"

Corono el Boyar, y me tomo un gel. También trato de llamar por el móvil, porque mi compañero Rafa no puede terminar y necesita que le reocojan. Me confirma que tiene los gemelos muy jodidos desde el principio del Boyar.

Afronto Las Palomillas, casi seguido del Boyar, con respeto, pero decidido. Amiga ya nos conocemos, y conozco tus trucos. Esta vez no vas a poder conmigo.
A mi este pequeño puerto, se me parece a esos videojuegos en los que había una pantalla final con un Gran Enemigo, muy difícil de vencer.
Cuando crees ya que no se puede, y estás a punto de morirte, de pronto se acaba, el enemigo se hunde, y el final aparece detrás de una curva.

En Las Palomas, tomo agua con tranquilidad, pie en tierra. Ya bajando veo a Iván subiendo al rescate de Rafa en el coche.

Un descenso, lento y pesado detrás de un conductor, que iba pisando huevos, con mucho miedo (quizás tenía vértigo).
Y final. Miro el reloj, y me he pasado algo del tiempo de corte de la competición. 5 h 15m, pero al menos 10 minutos son fáciles de explicar por las paradas y demás.

Lo importante es que los objetivos están hechos:

1. He terminado el recorrido completo.
2. La alimentación ha ido bien: Asimilo sin problemas barritas y geles (probaba nueva marca).

De energía he llegado muy corto. No me imagino el día de la prueba corriendo luego....

Ya conduciendo de vuelta a casa, veo a los del Trialandalus y algún valiente mas, que después de terminar el recorrido de bici, están haciendo la parte de carrera a pie, bajo un sol de justicia.
Son unos máquinas.

No me veo subiendo esas cuestas de Algodonales a Zahara. Ni siquiera andando.
Pero ya veremos.

Cuanto más conozco el Titán, mas miedo me da, y mas apetitoso me parece el premio de terminar una de las pruebas de resistencia mas duras que pueden hacerse.



6 comentarios:

stani dijo...

Acho! seguro que lo consigues, además ya tienes Vitoria y una maratón por lo que sabes sufrir, el día D y a la hora H seguro que sacas fuerzas de dónde no las había... el marco debe de ser incomparable verdad?

Jesús dijo...

Eso espero... es mas duro que esas dos cosas, pero también llevo mas entrenamiento, y en esos dos capitulos aprendí a sufrir un poco.

El marco: No se me ocurre un lugar mas bonito para hacer un triatlon. No se si es falta de imaginación o es que es así de bonito este parque natural.

Gonover dijo...

A mí sí que me da miedo....y eso que ni participo ni está en mis planes someterme a esa locura que te ha poseído pichita!

Emilio dijo...

Solo con planteartelo eres un titan tio, animo¡¡

xarli dijo...

Tú dí que sí. Si pudimos ganar la Eurocopa, esto es pan o barrita comida. Animo!

Ahastari dijo...

Bueno Jesús, la verdad es que de los que ibamos a Grazalema eres con el que menos relación tenia. Me sorprende ver que una persona tan serena pueda inscribirse en una locura como esta, esa fue mi primera impresión. Sin embargo, el sábado me acosté pensando bien distinto. No es serenidad, sino medición. Es increible ver como te superas prueba tras prueba, sin importante el tiempo, el recorrido o como este caso, la estupidas normas de los jueces. Has demostrado tener el valor y la entereza intactas en un momento, en el cual no me gutaria verme. He disfrutado mucho este fin de semana, aunque estoy seguro de que aún nos conoceremos mejor y lo que es más, de que nos seguiras sorprendiendo con tus gestas. Felicidades por el logro, porque eres la representación física de un pensamiento muy importante para la vida, cada un llega donde se propone, y solo con la voluntad y la perseverancia se pueden lograr grandes cosas. Un abrazo.